22 años del … Baby, One More Time

Parece mentira que hayan pasado 22 años desde que conocimos a Britney Spears. Y es que, un día como hoy, hace 22 años, se publico en Estados Unidos el primer trabajo de estudio de una chica que, para los norteamericanos, era un rostro conocido.

Britney Spears nació el 2 de diciembre de 1981 en McComb, Misisipi. A los 4 años ya frecuentaba el coro de la iglesia y ya tenia claro que quería dedicarse a la música desde temprana edad. A los 8 años fue a Nueva York para presentarse al casting de Club Disney, pero no fue seleccionada debido a su corta edad. Eso si, uno de los productores se fijó en ella y se la presentó a un representante.

Tras este hecho, Britney entró en la Professional Performing Arts School para estudiar música y 3 años depues, ya con 11 años y varios spots publicitarios a sus espaldas, fue finalmente seleccionada para The New Mickey Mouse Club.

Britney en The New Mickey Mouse Club

Si os habéis fijado bien, en el video aparece con quien en el futuro sería uno de sus amores y otro gran rostro conocido de la música: Justin Timberlake (o Justino Lagodemadera). La niña apuntaba maneras en cuanto a coreografias. En ese programa aparecieron tambien Christina Aguilera y otros de los miembros de N’Sync, de la que Justin formó parte.

A los 15, el programa se canceló antes de iniciar la segunda temporada, por lo que nuestra Britney volvió a Nueva York a hacer audiciones y a grabar demos, hasta que consiguió un acuerdo con el sello discográfico Jive Records. La discográfica buscaba un nuevo grupo femenino estilo Spice Girls porque no apostaban por el éxito de una estrella en solitario.

Pero Britney tenía algo, eso que buscan en el mundo de la música, y finalmente los ejecutivos de la discográfica apostaron por ella. El vicepresidente de A&R, Jeff Fenster señaló sobre la audición de Spears: “Es muy raro escuchar a alguien de esa edad que pueda entregar el contenido emocional y el atractivo comercial. Para cualquier artista, la motivación —el ‘ojo del tigre’— es extremadamente importante. Y Britney tiene eso”.

En un principio, el deseo de Britney era cantar estilo Sheryl Crow, es decir, más folk, más cuntry, pero se dio cuenta de que su estilo era más popero y así se gestó el álbum que hoy cumple años. En la carátula vemos a una Britney de sólo 17 años cuya pose parece inspirada de un álbum de Bjork.

El nombre real del álbum y el primer sencillo homónimo iba a ser “Hit Me Baby One More Time” pero para no hacer el título ambiguo, la discográfica eligió eliminar las palabras “Hit Me” y reemplazarlas por 3 puntos. No buscaban que se malinterpretara ese ‘golpéame, bebé, una vez más’, de hecho, la interpretación es más bien una llamada de atención a ese amor adolescente del que quieres desprenderte tras una ruptura, pero aun así le pides que te dé un toque (qué recuerdos) una vez más.

El primer single del álbum fue precisamente el que lleva el mismo nombre. Se escuchó por primera vez en las radios estadounidenses el 28 de octubre de 1998 y vendió más de 500 mil copias en su primer día lanzado en Estados Unidos. Fue un autentico boom alrededor del mundo. En España fue numero 1 de los 40 en la semana del 12 al 19 de junio del 99, desbancando a otro single debut como fue Salomé de Chayanne.

La canción tenia todo para ser un éxito: pegadiza, una chica guapa, coreografía y… ¡ya lo tienes!. El sencillo ha vendido alrededor de 11 millones de copias por todo el mundo. Y ya si hablamos del videoclip… fue publicado en la plataforma youtube en 2009 y lleva ya más de 578 millones de reproducciones. Fue considerado el mejor video de la década de 1990 según Bilboard y si no os pongo el enlace igualmente se os vendrá a la cabeza el look de colegiala con los pompones rosa del video.

A partir de ahí todo fue éxito para Britney, llegado a ser coronada como la ‘princesa del pop’. Por esa época una de mis compañeras de clase se volvía loca por las coreografías de ella y por entonces yo era consumidora de las revistas Bravo y Super Pop. Mi compañera me traía las fotos que pillaba de otras revistas de mi ídolo Ricky Martin (cuando Josep lea esto me recordara lo de la mermelada por enésima vez) y yo a su vez le recortaba las de Britney.

Sobre todo recuerdo a esta chica por ella, ya que musicalmente hablando nunca me ha gustado a pesar de que en esos años yo era más popera que otra cosa. Pero nunca me llamó la atención su voz ni sus bailes. Debería estar empachada de las Spice Girls.

Aun así, es curioso como pasa el tiempo y de repente una canción cumple 22 años. Toda una vida para Britney que llegó a lo más alto y a lo más bajo y ha sabido reponerse de su pasado (divorcios, perdidas de custodia, ingresos hospitalarios y malas amistades) y volver a resurgir a través de la música. Espero que os haya gustado este recuerdo y me encantaría saber qué recuerdos os trae este single.   

Comparte
Esta entrada ha sido publicada en música y etiquetada como , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *